La Oficina de lucha contra la corrupción y la criminalidad organizada (USKOK) de Croacia acusó hoy al partido conservador Unión Democrática Croata (HDZ) de la primera ministra saliente, Jadranka Kosor, de malversación de fondos.

La acusación, de 60.000 páginas y publicada en la página web de la USKOK, es el resultado de un año y medio de investigación y se da por descontado que dará pie a un proceso judicial.

Los investigadores han concluido que el partido en el poder, que el pasado fin de semana perdió las elecciones legislativas, es responsable de malversación de fondos por un total de 46,6 millones de kunas (casi 7 millones de euros) que fueron extraídos ilegalmente de instituciones y empresas estatales para los "fondos negros" de la HDZ.

La acusación se refiere al período de 2003 a 2009, cuando la HDZ y el gobierno croata estaba encabezado por el ex primer ministro Ivo Sanader, una de las diez personas individualmente incriminadas. No figura entre ellas su sucesora Kosor, que entonces ocupaba la vicepresidencia del partido y del gobierno.

Sanader ya está sometido a un juicio en Zagreb por dos casos de corrupción y, según una decisión del Tribunal Constitucional de esta semana, deberá salir de la cárcel antes del 12 de diciembre, bajo la fianza de una cantidad equivalente a 1,7 millones de euros.

Según la acusación publicada hoy, Sanader, además de haber dirigido las malversaciones en cuestión, retuvo de la cantidad mencionada alrededor de 15 millones de kunas (2 millones de euros) para sí, dejando el resto para las necesidades de su partido.

Ahora, la USKOK pide de nuevo la cárcel para Sanader.

Además de Sanader, la acusación publicada hoy incrimina también a otros funcionarios de la HDZ, como el extesorero Mladen Barisic, el exportavoz de prensa y jefe de los cuarteles electorales, Ratko Macek, la cajera Branka Pavosevic, o la dueña de la empresa privada "Fimi-media" Nevenka Jurak.

Según la acusación, los recursos se extraían ilegalmente de empresas e instituciones estatales a través de negocios ficticios o facturas excesivas por servicios que la empresa privada "Fimi-media" realizaba por ordenes de la HDZ y que luego iban a parar en manos de ese partido.

La USKOK ha bloqueado recientemente las cuentas bancarias de la HDZ, así como el edificio en el centro de Zagreb donde se encuentra la sede del partido.

Tras ocho años consecutivos en el poder -y un total de 17 de los 20 años desde la independencia de Croacia-, la HDZ acaba de ser derrotada el domingo pasado en las elecciones parlamentarias por una coalición del centro-izquierda encabezada por los socialdemócratas (SDP).