El primer ministro de Rusia, Vladímir Putin, se abstuvo hoy de evaluar las elecciones parlamentarias rusas del pasado domingo, cuyos resultados dieron la victoria a la formación oficialista Rusia Unida (RU) y provocaron protestas masivas en el país.

"Quiero decir un par de cosas sobre las elecciones a la Duma, muy brevemente. Ya se habla mucho de eso, el problema es muy debatido, por lo que de momento no voy a hacer evaluaciones", dijo Putin, citado por la agencia Interfax.

Putin hizo esas declaraciones al abrir una reunión del Frente Popular, movimiento político creado por el propio jefe de Gobierno ruso para diluir la caída de popularidad de RU.

Con anterioridad, el presidente ruso, Dmitri Medvédev, declaró que los comicios legislativos fueron justos.

"Puedo expresar mis sensaciones: Rusia Unida obtuvo exactamente lo que tiene, ni más ni menos, y en este sentido las elecciones fueron limpias, justas y democráticas", recalcó el jefe del Kremlin nada más anunciarse los resultados de la votación.

Mientras tanto, alrededor de 25.000 usuarios de la red social Facebook han confirmado que acudirán el próximo sábado a una multitudinaria manifestación en la céntrica plaza de la Revolución, junto al Kremlin, para protestar contra el supuesto fraude electoral oficialista.