El agente de policía de la Universidad Virginia Tech, asesinado a tiros en su coche patrulla estacionado, era un instructor adiestrado en uso de armas de fuego y defensa con especialidad para intervenir en situaciones de crisis.

Los investigadores están desconcertados por el homicidio ante sus intentos por dilucidar cómo y por qué un individuo armado camina hasta el coche patrulla, asesina al agente y se suicida en un estacionamiento cercano, después de que el agente detuviera la marcha de otro automovilista.

Debido al incidente, las autoridades cerraron el jueves durante horas accesos y salidas de la universidad mientras la policía y un escuadrón de elite (SWAT) registraban la escuela, la cual en 2007 fue escenario de la peor matanza en la historia moderna del país.

Las autoridades tienen en su poder el video tomado desde el coche patrulla del agente Deriek W. Crouse en el que se ve a un sospechoso con una pistola afuera del vehículo del policía al momento de la agresión.

Sin embargo, las autoridades no han identificado al individuo y dijeron que desconocen los móviles del crimen o si había algún tipo de relación entre el agresor y Crouse.

Crouse, veterano del ejército y padre de cinco hijos, fue asesinado después de que ordenara a un conductor que detuviera la marcha de su vehículo en el estacionamiento de la escuela.

La policía dijo que el agresor armado no era la persona detenida por una infracción de tráfico. El agresor se acercó, disparó al agente y huyó a pie antes de que al parecer se suicidara en otro estacionamiento.

"Hasta el momento no hemos logrado establecer ningún tipo de conexión inmediata entre el agente y el agresor", dijo la noche del jueves la portavoz de la policía estatal, Corinne Geller, a The Associated Press. "Es obvio que es algo que estamos investigando", apuntó.

La policía estatal dijo en un comunicado el viernes por la mañana que las pruebas de balística confirman que Crouse y el sospecho murieron por disparos de la misma arma.

___

Los periodistas de The Associated Press, Eric Tucker, Kimberly Hefling y Ben Nuckols, en Washington; Michael Felberbaum, Larry O'Dell, Steve Szkotak, Bob Lewis y Dena Potter, en Richmond, Virginia, y Brock Vergakis, en Norfolk, Virgninia, contribuyeron a este despacho.