El empresario y filántropo estadounidense Bill Gates confirmó que una empresa que él ayudó a fundar esta cooperando en el desarrollo de un nuevo tipo de reactor nuclear en China más resistente a desastres naturales tales como terremotos, informó hoy en el diario oficial "China Daily".

"TerraPower esta trabajando en lo que llamamos energía nuclear de cuarta generación (G4), y la idea es que sea de muy bajo costo, bastante segura y que genere muy pocos residuos", explicó Gates en conferencia de prensa tras reunirse con el ministro de Ciencia y Tecnología de China, Wan Gang, para analizar ésta y otras formas de cooperación.

TerraPower está trabajando en la idea de las nuevas tecnologías con la Cooperación Nacional Nuclear de China (CNNC, siglas en inglés), aunque el también fundador de Microsoft dijo que la adopción de la nueva tecnología no ocurrirá pronto.

Por su lado, el ministerio de Ciencia y Tecnología de China esta muy contento de trabajar con Gates ya que "cuando cooperan con él, valoran no su dinero, sino su influencia social, su concentración de poder y su habilidad para innovar", dijo Zhang Laiwu, viceministro del mencionado departamento, según el "China Daily".

Bajo discusión también esta el desarrollo de un reactor de desplazamiento de onda (TMR) que reduce la necesidad de enriquecimiento y de reprocesamiento del uranio, que podrían traducirse en reactores mucho más pequeños y limpios, con lo que los residuos nucleares se reducirían y podrían usarse durante años sin necesidad de reponer combustible.

Los TWR se ven como una posible solución a la acumulación de residuos radiactivos y al cese de accidentes que la energía nuclear ha causado, aunque solo en un plano por ahora teórico, porque aún no han sido construidos o probados con éxito, de acuerdo a Xu Mi, experto del CNNC citado por el diario

Bill Gates dijo que el desarrollo del nuevo diseño del reactor requerirá la inversión de millones de dólares en los próximos años y que los planes de demostración y construcción costarán "miles de millones".

También prometió que los nuevos diseños serán "totalmente seguros", en todas las circunstancias, "incluyendo los terremotos".

Según Qian Jihui, profesor de las nuevas tecnologías nucleares y de energía, citado por el "China Daily", aunque hay muchas discusiones acerca del desarrollo del nuevo reactor y de sus ventajas al no causar accidentes durante su uso, no estará listo pronto para su uso comercial.

Qian agregó además que es muy temprano para esperar que el reactor G4 pueda usarse en China debido a que el país, desde la fuga nuclear tras el accidente en la planta japonesa de Fukushima, en Japón, en marzo pasado, suspendió todos sus proyectos nucleares.