Videos de vigilancia difundidos el jueves muestran a Dominique Strauss-Kahn cuando salía tranquilamente de un hotel de Nueva York donde fue acusado de agresión sexual y a su acusadora al parecer representando el supuesto ataque.

No está claro cómo la televisión francesa BFM consiguió las videograbaciones. Fueron la base de recientes versiones de prensa que sugieren que el ex director del Fondo Monetario Internacional pudo haber sido blanco de una maniobra política, pero no se habían difundido hasta ahora.

Strauss-Kahn fue acusado en un principio de intento de violación después que una mucama del hotel, Nafissatou Diallo, denunció que la atacó y le obligó a practicarle sexo oral. La fiscalía de Nueva York levantó los cargos después que dijo haber perdido confianza en Diallo, quien interpuso una demanda civil.

En los videos, Strauss-Kahn sale de un ascensor, paga su cuenta y sube a un taxi. BFM dijo que esas imágenes fueron filmadas unos 20 minutos después de la supuesta agresión el 14 de mayo. El funcionario, con traje negro y maleta en mano, no parece apresurado ni nervioso.

Otro pasaje que BFM dijo fue filmado unos 40 minutos después del supuesto ataque muestra a Diallo en un corredor reservado al personal del hotel. En un momento parece estar representando la agresión, agarrándose un seno y persiguiendo a un colega, con los brazos estirados.

Los abogados de Diallo dijeron que las imágenes refuerzan su caso contra Strauss-Kahn.

"Este video muestra las acciones de una víctima, y no de alguien que haya formado parte de un complot para hacer caer a un hombre que jamás había visto en su vida", dijo el abogado Kenneth Thompson en una conferencia de prensa en la que se difundieron las imágenes.

Ninguno de los pasajes muestra a acusado ni acusadora salir de la suite donde ocurrió la supuesta agresión porque, según BFM, no hay cámaras de vigilancia en ese piso.

Pero uno de los pasajes incluye una breve secuencia en la que dos empleadas del hotel se abrazan y dan unos pasos de danza alegremente mientras hablan en un corredor oscuro del sótano. Recientes versiones de prensa dicen que esa danza es evidencia de un supuesto complot contra Strauss-Kahn.

En una declaración el jueves, la compañía matriz de Sofitel, el grupo hotelero francés Accor, dijo que "la idea de que esos videos demuestran la participación de Accor en una conspiración es insensata".

Las dos empleadas en el video dijeron a un abogado de Accor que "no tenían conocimiento del estatus político de Strauss-Kahn" antes de ver las imágenes, y que no recuerdan los motivos de esa danza de pasos alegres.