El número de estadounidenses que solicitaron prestaciones por seguro de desempleo bajó la semana pasada a su menor nivel en 9 meses.

El departamento de Trabajo dijo el jueves que las solicitudes semanales bajaron en 23.000 a 381.000 ajustadas por la estacionalidad, el menor nivel desde fines de febrero.

El promedio de cuatro semanas, que elimina las fluctuaciones, bajó en 9 de las últimas 11 semanas, a 393.250, la tasa más baja desde abril.

"Hubo numerosos indicios de que el mercado laboral se está recuperando y el informe de hoy sobre compensaciones refuerza esa opinión", dijo el analista Dan Greenhaus, de la firma BTIG.

El desempleo cayó al 8,6% en noviembre, anunció el gobierno la semana pasada, del 9% el mes anterior. Fue el nivel más bajo en dos años y medio.

El paro bajó el mes pasado porque más de 300.000 personas dejaron de buscar empleo, desalentadas. Una vez que los parados dejan de buscar trabajo, no son contabilizados como desempleados.

El sector privado creó el mes pasado 120.000 empleos. La economía ha generado 100.000 o más puestos de trabajo durante cinco meses consecutivos — la primera vez que ocurre desde abril del 2006.

Empero, se necesitan por lo menos 390.000 empleos mensuales nuevos para reducir la tasa de desempleo.