El entrenador en jefe de los Eagles de Filadelfia, Andy Reid, dijo que nadie le pidió destituir al hispano Juan Castillo como coordinador ofensivo.

Algunas versiones indican que Reid fue presionado para despedir a Castillo, de origen mexicano, para poder conservar su empleo para la siguiente temporada.

El informe sobre la petición de quitar de su puesto a Castillo se dio después de la derrota de los Eagles por 31-14 ante los Seahawks de Seattle.

Aunque la realidad es que no se sabe si el entrenador podrá seguir para la siguiente campaña porque los Eagles tienen marca perdedora de 4-8 en lo que va de temporada, a pesar de haberse convertido en el equipo que más refuerzos logró en el receso previo a la competición y que se ganó el apodo del "Dream Team".

Matemáticamente, los Eagles se mantienen con posibilidades de pasar a la fase final en la Conferencia Nacional (NFC) e incluso de disputar el título de la División Este al encontrarse a tres partidos de los líderes, los Cowboys de Dallas (7-5), cuando restan cuatro partidos de la temporada regular por disputarse.

Pero las bajas por lesión de jugadores importantes como el mariscal de campo Michael Vick no permiten a los Eagles tener opciones reales de llegar a la fase final de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) y mucho menos aspirar al título de Super Bowl después de haber sido considerado como uno de los favoritos al inicio de temporada.