El relevista Juan Carlos Oviedo fue puesto en libertad el jueves luego de ser detenido en el consulado estadounidense en la capital dominicana, informaron autoridades.

"Se procedió a poner en libertad al señor Oviedo en vista de que la orden de arresto de junio del 2011 que había en su contra quedó sin efecto una vez el señor Oviedo se presentó libre y voluntariamente ante las autoridades del Ministerio Público y la Junta Central Electoral, a quienes ofreció todas las informaciones relativas a la suplantación de identidad a que lo indujeron siendo menor de edad", informó la fiscalía del Distrito Nacional en un anuncio de prensa.

El coronel Máximo Báez Aybar informó más temprano que Oviedo había sido detenido y que sería "sometido a la justicia" por un caso de doble identidad.

Báez Aybar explicó que Oviedo fue citado al consulado de Estados Unidos como parte de la investigación por utilizar una identidad falsa bajo el nombre de Leo Núñez.

"Este es un caso muy sui generis porque el señor Oviedo tiene propiedades en los Estados Unidos bajo un nombre falso y es algo muy peculiar", señaló.

Pero por la colaboración que ha ofrecido a las autoridades, el ministerio público no tiene planes de proceder contra el lanzador.

"No es necesario pedir medida de coerción por la colaboración que (Oviedo) está presentando en la investigación", agregaron las autoridades de la fiscalía.

El arresto del lanzador resultó una sorpresa ya que el presidente de la Junta Central Electoral dominicana, Roberto Rosario, dijo en septiembre que Oviedo no sería sometido a la justicia, por haber cooperado con las autoridades.

Oviedo fue colocado en la lista restringida de Grandes Ligas por los Marlins en septiembre cuando se supo que había usado una identidad falsa para firmar su contrato profesional bajo el nombre de Leo Núñez.

El agente de Oviedo, Andy Mota, no estaba disponible de inmediato para comentar sobre el caso.

Los Marlins contrataron recientemente a Heath Bell para ser su cerrador a partir de la temporada de 2012, pero esta semana habían informado que le ofrecerían un contrato al dominicano que se acerca a su último año de arbitraje.

La temporada pasada, como cerrador de los Marlins, tuvo 36 rescates y marca de 1-4 con 4.06 de efectividad en su séptima campaña en las mayores.

Los casos de falsa identidad y uso de sustancias para mejorar el rendimiento han sido desde hace varios años los principales problemas que afectan el béisbol en la República Dominicana.