El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y la canciller alemana, Angela Merkel, abordaron este miércoles la crisis de la deuda en la eurozona en una conversación telefónica, informó hoy la Casa Blanca.

En la conversación, según la residencia presidencial, Obama manifestó como en ocasiones anteriores su reconocimiento a los esfuerzos de los líderes europeos para hacer frente a la crisis.

Ambos líderes "se mostraron de acuerdo en la importancia de una solución creíble y duradera a la crisis y acordaron continuar su cooperación muy de cerca sobre estos asuntos", indicó la Casa Blanca.

La conversación telefónica se produce cuando el secretario del Tesoro de EE.UU., Timothy Geithner, se encuentra de gira por Europa para tratar sobre la crisis y hoy, tras reunirse en París con las autoridades galas, se desplazó a Marsella (Francia), donde se vio con el presidente electo del Gobierno español, Mariano Rajoy.

En París, Geithner reiteró su confianza en la capacidad de Europa para salir de la crisis de la deuda y subrayó la importancia de ese resultado para Estados Unidos y el resto del mundo.

El jueves y el viernes los países de la Unión Europea tienen prevista una reunión en la que tratarán de aportar soluciones rápidas a la crisis.

La cumbre de finales de semana en Bruselas se considera un encuentro clave para calmar a los mercados, que según la agencia de calificación de crédito Standard & Poors están empezando a "perder la paciencia" ante la falta de soluciones perennes a la crisis.

Standard & Poors amenazó con rebajar la calificación de quince países de la eurozona y del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, instrumento temporal de rescate.

Además, también ha advertido sobre la posibilidad de rebaja a la calificación de la Unión Europea y de algunos de los bancos más importantes del continente.