El argentino Damián Alvarez anotó un gol al inicio del partido y eso fue suficiente para que los Tigres de Monterrey vencieran 1-0 a domicilio a Santos de Torreón el jueves por la noche, con lo que tomaron una ventaja importante en la final del torneo Apertura mexicano.

Alvarez se metió entre un par de zagueros dentro del área y mandó un tiro al ángulo a los siete minutos para dar la ventaja a los Tigres, que están en su primera final desde el Clausura 2003 y buscan ganar su primer cetro desde la temporada 1981-82, cuando vencieron al Atlante para coronarse por segunda vez en su historia.

"Estoy contento porque tuvimos un hombre de más mucho tiempo, el resultado es bueno, pero debimos apretar el acelerador porque quizá pudimos aumentar la ventaja", dijo Alvarez al final del partido. "Somos un equipo que sabe a lo que juega, que se ayuda entre todos y eso es raro".

Santos deberá ganar al menos por un gol como visitante para forzar el alargue si no quiere perder su tercera final en las últimas cuatro temporadas.

"Fue complicadísimo jugar con 10 hombres y en desventaja desde tan pronto pero estamos bien, aún así generamos oportunidades de gol y podremos ir a tratar de ganar allá", dijo el delantero de Santos, Oribe Peralta.

El equipo de Torreón perdió las dos finales del 2010.

El encuentro de vuelta se realizará el domingo por la noche en el estadio Universitario de Monterrey, también en el norte del país.

Los universitarios, que fueron la mejor defensiva de la temporada regular, ahora acumulan 585 minutos consecutivos sin recibir gol, una nueva marca en la historia del equipo.

Alvarez le dio rumbo al encuentro cuando se metió al área se sacudió la marca de dos zagueros y sacó un tiro potente que se incrustó al ángulo superior izquierdo de la portería de Oswaldo Sánchez.

Luego de eso, Santos tuvo oportunidad de igualar a los 16, cuando Peralta sacó un disparo desde fuera del área que sacudió el travesaño de la portería defendida por Enrique Palos.

Aún con la delantera, los Tigres siguieron atacando y Alvarez volvió a tener otra oportunidad con un disparo rasante que se fue ligeramente desviado.

El partido se le complicó más a Santos a los 25 minutos, cuando el volante Juan Pablo Rodríguez fue expulsado por una falta sobre Manuel Viniegra.

La expulsión cambió por completo el rumbo del encuentro porque Santos, en desventaja en el marcador y en el campo no arriesgó mucho y los Tigres se replegaron también.

El siguiente disparo a puerta vino cuando Carlos Salcido hizo un tiro que se fue desviado a los 55 y luego el argentino Lucas Lobos efectuó otro dentro del área a los 64.

La más peligrosa de Santos vino a los 84, cuando José María Cárdenas metió un tiro que se paseó por el área chica, pero Peralta no alcanzó a puntear la pelota al fondo de las redes.