Un total de 22.157 votantes están llamados a las urnas hoy en Gibraltar, la última colonia europea, para elegir entre tres candidaturas a un nuevo Gobierno que regirá el Peñón.

Estas elecciones debaten la continuidad del partido socialdemócrata (GSD) y de su líder, Peter Caruana, ministro principal del Peñón durante los últimos quince años, o el cambio hacia la coalición socialista laboralista GSLP-LP que lidera Fabian Picardo y tiene en sus filas a Joe Bossano, quien gobernó el Peñón entre 1988 y 1996.

La tercera formación que concurre a los comicios, el PDP (Progressive Democratic Party) que encabeza Keith Azopardi, no consiguió representación parlamentaria en las últimas elecciones y continúa siendo una fuerza minoritaria.

En un territorio de apenas siete kilómetros cuadrados y con una tasa de desempleo de sólo un 2 por ciento -ocho puntos por debajo de la media en la zona euro- los tres candidatos apuran hoy sus campañas electorales sin necesidad de promesas sobre la creación de puestos de trabajo, sino ofreciendo mejoras de la formación o de las condiciones laborales de los gibraltareños.

Los candidatos coinciden en mantener en un 10 por ciento la tasa que deben pagar las empresas creadas en Gibraltar, que suman más de 12.000, y tanto Caruana como Picardo destacan la importancia para la economía del Peñón del juego online.

Picardo garantiza en su programa que si gana sólo se otorgarán licencias a las empresas "más respetadas" para "mantener la excelente reputación que ha hecho de Gibraltar el Rolls-Royce de las jurisdicciones para el juego online".

El crecimiento de este sector ha sido muy criticado desde España por parte del conservador Partido Popular, que considera que supone un "agravio comparativo" y cuestiona que se le hayan concedido 100.000 líneas de teléfono para una población de unos 30.000 habitantes.

El PP -que formará el próximo gobierno de España en dos semanas- ha denunciado también reiteradamente que estas empresas asentadas en Gibraltar pagan un 1% de impuestos, frente al 25% que habrían de tributar si su domicilio estuviese localizado en el Reino Unido.

El "bunkering" -suministro de fuel de barco a barco que se lleva a cabo en la zona oeste del Peñón- es otro de los asuntos que ocupa a los políticos, ya que el gobierno de Caruana ha iniciado las operaciones para ampliarlas a la zona este, algo que rechazan el GSLP y el PDP, así como grupos ecologistas de ambos lados de la verja, y defienden que el almacenamiento de combustible de los barcos debe hacerse en tierra.

Los tres candidatos han anunciado también una Ley Antitabaco que extienda la prohibición de fumar en los edificios oficiales a los espacios públicos.

El contrabando de tabaco, que se traduce en la incautación de miles de cajetillas cada año por parte de la Guardia Civil en la frontera con La Línea de la Concepción, está incluido en los programas, aunque más como una "molestia a los vecinos" de las urbanizaciones de la frontera que por su entidad delictiva.

Otra de las propuestas del GSLP es plantear en el primer encuentro del Foro Tripartito que se celebre tras las elecciones el ingreso de Gibraltar en la FIFA y el Comité Olímpico Internacional (COI), cuestiones sobre las que el partido de Picardo acusa a España de "bloquear sistemáticamente".