Cinco días después de ganar el título de la liga japonesa, Kashiwa Reysol venció el jueves 2-0 a Auckland City y pasó a los cuartos de final del Mundial de Clubes, en los que enfrentará a Monterrey de México.

Junya Tanaka y Masato Kudo anotaron los goles en el lapso de tres minutos durante la primera etapa.

Tanaka anotó a los 37 minutos tras recibir un pase de Wataru Hashimoto y eludir a dos defensores para rematar de zurda.

Kudo aumentó la ventaja a los 40, al recoger el rebote de un tiro libre de Leandro Domingues que se estrelló contra un poste.

Kashiwa se coronó en la J-League el sábado al superar 3-1 a los Reds de Urawa, para convertirse en el primer equipo en la historia del campeonato nipón que gana el título en la temporada después del ascenso.

"El sábado fuimos campeones y no tuvimos mucho tiempo para prepararnos para este partido, ya que hubo muchos festejos", comentó el técnico brasileño de Kashiwa, Nelsinho. "Pero los dos goles nos permitieron tomar control y desarrollar nuestro juego en todo el partido".

El Mundial de Clubes se juega en Japón por primera vez desde 2008, luego de dos ediciones en Emiratos Arabes Unidos. Santos, ganador de la Copa Libertadores de Sudamérica, y Barcelona, monarca de Europa, entran directamente en semifinales a partir del miércoles.

Kashiwa enfrentará al campeón de la CONCACAF el domingo en los cuartos de final, y el ganador chocará el miércoles ante Santos.

Domingues tuvo una buena oportunidad para aumentar la diferencia al final del primer tiempo, pero su remate salió desviado después de ganarle las espaldas a la defensa del equipo campeón de Oceanía.

La mejor oportunidad de Auckland se produjo al final del segundo tiempo con un tiro libre de Dave Mulligan que fue desviado por el portero japonés Takenori Sugano.

Sugano realizó otra espectacular atajada unos minutos después en un cabezazo de Ivan Vicelich.

"Mejoramos a medida que avanzó el partido", señaló el entrenador del equipo neocelandés, Ramon Tribulietx. "Creo que jugamos bien. No obtuvimos el resultado que queríamos, pero fue una buena experiencia para nuestros jugadores".

El campeón africano Esperance Sportive de Túnez jugará el domingo contra el monarca asiático Al-Sadd en el otro duelo por los cuartos de final. El que salga airoso se topará con el Barcelona el próximo jueves en semifinales.