La televisión oficial iraní, IRIB, mostró hoy un vídeo del avión espía no tripulado estadounidense que las Fuerzas Armadas de Irán aseguran que derribaron en la parte oriental del país el pasado día 4.

Durante los dos minutos que duraron las imágenes, varios militares, del Cuerpo de Guardianes de la Revolución iraní, examinan el aparato, con forma de delta y de color blanco marfil, que Irán asegura que es un RQ-170 "Sentinel", el más avanzado de los aviones no tripulados de reconocimiento y espionaje electrónico de EEUU.

Según los datos ofrecidos por la fuente, el aparato tiene una envergadura de 26 metros, 4,5 metros de largo y 1,84 metros de altura y, en las imágenes, aparece en buen estado el fuselaje, similar en sus formas a los aviones "invisibles" (de difícil detección) B-2 Stealth (tripulados) de EEUU.

Según la información de la IRIB, el aparato fue derribado hace cuatro días por la Unidad de Guerra Electrónica del Ejército de Irán cuando volaba sobre la ciudad de Kashmar, a unos 225 kilómetros de la frontera con Afganistán, país desde el que entró en el espacio aéreo iraní.

Fuentes de EEUU y de la OTAN admitieron hace dos días que habían perdido un avión de reconocimiento no tripulado en el oeste de Afganistán, en la zona fronteriza con Irán, que podría corresponder con el que los iraníes aseguran haber derribado.

El jefe de la división aeroespacial de los Guardianes de la Revolución, general Ali Hajizadeh, dijo hoy que el avión, equipado con sistemas vigilancia muy avanzados, comunicaciones electrónicas y sistemas de radar de última generación "cayó en una trampa electrónica" de las Fuerzas Armadas de Irán.

Irán ha calificado la entrada en su espacio aéreo del avión de reconocimiento estadounidense no tripulado como una "acción hostil" y ha convocado a la encargada de negocios de Suiza en Teherán, Livia Leu Agosti, para manifestarle su protesta y solicitar compensaciones, informó hoy la agencia oficial de noticias, IRNA.

En su convocatoria a la diplomática suiza, cuya embajada alberga la sección de intereses de EEUU en Teherán, el ministerio iraní de Exteriores señaló que la violación del espacio aéreo "va contra todas las normas y regulaciones reconocidas por la ley internacional y supone una amenaza a la paz y seguridad regional e interna (de Irán)".

"La República Islámica advierte firmemente al Gobierno de EEUU contra la repetición de estos hechos y se reserva el derecho a tomar cualquier medida apropiada para proteger los derechos iraníes", señaló el Ministerio.

Irán ha dicho que tiene intención de investigar y recuperar la tecnología del avión estadounidense para su propio uso.

Ayer, medios iraníes informaron de que Rusia y China habían pedido autorización a Irán para inspeccionar el avión RQ-170 "Sentinel" de EEUU, según una fuente militar que no identifica.