Integristas católicos han anunciado movilizaciones contra el estreno hoy en París de la obra "Gólgota Picnic", del director argentino Rodrigo García, que consideran "un insulto" a Cristo y los creyentes.

El Instituto Civitas llamó a los fieles a concentrarse a las puertas del teatro Rond-Point, en la céntrica Avenida de los Campos Elíseos, para "rezar sin violencia" contra una obra en la que, aseguran, Dios "es tratado de puta del demonio".

"'Gólgota Picnic' hiere a los cristianos en su fe", aseguró a France-Info un portavoz de la plataforma católica, quien consideró "indecente" que se financien con fondos públicos "obras que atacan violentamente a la religión".

No es la primera vez que esta organización llama a sus fieles a la movilización contra una obra de teatro que consideran blasfema.

A finales del pasado octubre, la llegada a la capital francesa de "Sobre el concepto del rostro, en el hijo de Dios", del italiano Romeo Castellucci, provocó intensas reacciones por parte de católicos que interrumpieron por la fuerza varias representaciones y lanzaron huevos y lubricante de coche a los espectadores.

La policía, que blindó entonces el Théatre de la Ville para permitir las representaciones, ha previsto también ahora un dispositivo de vigilancia especial en el teatro Rond-Point, con agentes de paisano infiltrados entre los espectadores.

El pasado fin de semana, dos jóvenes fueron detenidos cuando trataban de sabotear los sistemas de alarma del teatro, que tiene programada la obra de García hasta el próximo 17 de diciembre, tras haberse interpretado en un escenario de Toulouse, al sur del país.

También a su paso por esa ciudad, integristas católicos se manifestaron en contra de la obra.

La Iglesia católica, que no apoya las manifestaciones en el teatro, se mostró crítica con la obra de García, que consideró que "caricaturiza a Cristo" e "induce a interpretaciones groseras" de su pasión, según declaró el cardenal y arzobispo de París, André Vingt-Trois, al diario "Le Parisien".

En lugar de acudir al Rond-Point, el prelado llamó a los fieles a "una vigilia de rezo y meditación en torno a la pasión" de Jesús en la catedral de Notre-Dame, en el mismo momento en el que sobre el escenario se desnude un pianista para interpretar "Las siete últimas palabras de Cristo en la cruz", de Joseph Haydn, una de las escenas que más ampollas ha levantado entre los integristas católicos.

"Gólgota picnic", que está coproducida por el Centro Dramático Nacional español, se inspira en la Biblia para realizar "un apocalipsis contemporáneo" que tiene "algo de juego", según confesó el director en su presentación en Madrid, donde se estrenó a principios de año.

El director del Rond-Point, Jean-Michel Ribes, aseguró que lleva ocho meses recibiendo amenazas, en algunos casos, muy duras, pero defendió la libertad artística.

"La obra de Rodrigo García no es en absoluto blasfema, es una sátira", aseguró a France-Info Ribes, quien acusó a los organizadores de las protestas de querer "volver a la Edad Media, a las cruzadas, con discursos de templario".

El director teatral recordó que Francia es "una República laica" en la que "los artistas tienen derecho a crear y pensar".

En idénticos términos se manifestó el alcalde de París, Bertrand Delanoë, quien, además, expresó su "inquietud" por las consecuencias de las iniciativas contra la obra.