El secretario general de la OEA dijo que la recién creada Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) no debe ser considerada como una amenaza para la institución que representa.

De visita en México, Insulza dijo que no debería considerarse que CELAC busca sustituir a la OEA, porque eso implicaría entre otras cosas que se allegara de recursos propios, tener una secretaría permanente, tareas obligatorias y establecer programas permanentes.

"Y a mi juicio la intención no es esa, la intención en el caso de la CELAC es crear, más bien, un mecanismo de coordinación y diálogo en torno a la experiencia que ya existía antes del Grupo de Río", señaló el secretario general de la OEA en el marco de su participación en un foro sobre democracia latinoamericana.

El fin de semana, 33 países latinoamericanos y caribeños instituyeron el CELAC durante una cumbre presidencial celebrada en Caracas. El nuevo organismo excluye a Estados Unidos y Canadá, que sí participan en la Organización de los Estados Americanos.

El presidente venezolano y algunos de sus aliados más cercanos esperan que el bloque sirva además para contrarrestar la influencia de Estados Unidos en la región, aunque otros mandatarios de la región no comparten necesariamente esa posición.

"La CELAC está lejos de ser una amenaza para nosotros, como también están lejos de serlo los organismos regionales", afirmó Insulza.

Consideró que más que con la OEA, la CELAC tiene más similitud con el GRULAC, el grupo que en Naciones Unidas coordina a los países latinoamericanos y caribeños.

Añadió que la proyección que tendrá CELAC hacia adelante dependerá del "grado de consenso que sean capaces de forjar entre los países".