La Hermandad Musulmana, el grupo islamista que dominará el nuevo parlamento, acusó el jueves a los gobernantes militares egipcios de tratar de socavar la autoridad de los legisladores electos aun antes de la instalación de la cámara.

La Hermandad dijo que boicoteaba un consejo designado por los generales gobernantes para supervisar la redacción de la nueva constitución y se mantuvo al margen de una reunión para formar el panel.

En teoría, el nuevo parlamento tendrá la misión de formar una asamblea de 100 miembros para redactar la constitución. Pero el consejo militar argumentó que el parlamento no será representativo y por eso designó al consejo para asegurar que el proceso de redacción se vea protegido de ideas religiosas extremistas.

Los grupos islamistas ganaron un 68% de las bancas en la primera rueda de las elecciones parlamentarias, según cálculos de la Associated Press en base a los resultados oficiales. La Hermandad Musulmana dominó la votación, con un 47%, mientras que Al-Nour, un partido islamista todavía más conservador, recibió el 21%.

Las elecciones fueron las primeras desde que Hosni Mubarak fue derrocado en febrero tras un levantamiento popular, y fue la votación más libre y justa en la historia egipcia moderna. Todavía faltan dos ruedas de votación, pero no se anticipa que alteren radicalmente los resultados.

El vocero de la Hermandad Musulmana, Mahmud Ghozlan, dijo que su grupo no formará parte del nuevo consejo de supervisión constitucional debido a que privará al parlamento de su autoridad.

"El consejo militar está decidido a contrariar la voluntad del pueblo", afirmó. "Para aquellos que manifiestan temor de los islamistas, esto es un mero chantaje".

Las fuerzas armadas han sido la institución más poderosa en Egipto desde que oficiales del ejército derrocaron la monarquía en un golpe en 1952 para dar al país sus cuatro presidentes desde entonces y obtener una significativa influencia y poder económico. Es una institución secular que tradicionalmente ha controlado el acceso de los islamistas a sus filas.