El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, que se reunió hoy en Milán con el presidente de Gobierno Italiano, Mario Monti, dijo que EEUU apoya los esfuerzos económicos de Italia, gracias a las medidas adoptadas en el plan de ajuste.

Geithner y Monti se reunieron solo durante una hora, dado que el presidente del Gobierno italiano debía partir hacia Bruselas para participar en una crucial cumbre europea sobre el euro.

En la comparecencia en rueda de prensa conjunta, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, aseguró que "he venido a Italia para apoyar al primer ministro, sus reformas y los esfuerzos en curso" y dijo de Monti que está dotado de "mucha credibilidad en Europa y en el mundo".

"Los Estados Unidos -agregó- creen en la posibilidad de que Italia pueda regresar al crecimiento en el futuro no solo en Europa, sino también en el resto del mundo" y señaló que "las relaciones entre Italia y Estados se intensificarán ulteriormente"

"Los líderes europeos -prosiguió Geithner, además de paquetes de ajuste adoptados por cada Estado, se están moviendo para establecer un 'apaga fuegos', para construir una mayor integración desde el punto de vista financiero".

Para Geithner, se trata de "reformas comprometidas, que requerirán tiempo", pero los Estados Unidos "tienen un gran interés en el éxito de la economía en Europa y están reconfortados por los progresos de las últimas semanas."

Por su parte, Monti aseguró que mantuvo "una conversación de alto nivel sobre temas de economía europea en el cuadro de la economía internacional y la ocasión de presentar (a Geithner) los esfuerzos que la UE e Italia están cumpliendo".

El también ministro de Economía de Italia tildó a Geithner de "sabio" y de "una personalidades mundiales con mayor experiencia en el campo económico por lo que ha sido muy útil escuchar sus puntos de vista".

Monti se comprometió a mantener una estrecha colaboración con EEUU y anunció que el próximo mes de enero, aunque sin precisar la fecha, viajará a Washington para visitar la Casa Blanca.

El excomisario europeo aseguró que profundizó con el estadounidense en el tema de las reformas económicas italianas y el decreto ley aprobado por el Consejo de Ministros el pasado domingo por 30.000 millones de euros.

El presidente del Gobierno italiano ilustró a su huésped el recorrido parlamentario del plan, que "esperemos lleve pronto a la conversión el decreto-ley en ley".

Sin embargo, el Parlamento italiano ha preparado varias modificaciones sobre el plan de austeridad presentado por Monti como la adecuación a la inflación de las pensiones a partir de 1.400 euros, en lugar de los 976 euros.

Otra de las medidas es la reducción del impacto del impuesto sobre bienes patrimoniales en la primera casa con un techo de 200 euros y la graduación de las cuotas para el que vaya a la jubilación con seis años de retraso con respecto el régimen precedente.

Por otra parte, el presidente de la Cámara de los Diputados, Gianfranco Fini y el del Senado, Renato Schifani, han confirmado las reforma de las pensiones vitalicias de los parlamentarios.

Para el Instituto de Estadística Italiano (ISTAT) estas medidas tendrán un impacto negativo sobre el crecimiento.

Los tres principales sindicatos italianos, CGIL, CISL y UIL han anunciado la convocatoria de paros de 2 y 4 horas de duración para el próximo lunes contra el plan de ajuste presupuestario y de reformas económicas aprobado este domingo por el Gobierno tecnócrata de Mario Monti.