Wayne Rooney podrá jugar el último partido de Inglaterra en la fase de grupos de la Eurocopa de 2012 después que la UEFA decidió el jueves reducir su suspensión de tres a dos encuentros.

El comité de apelaciones de la UEFA aplazó el último partido del castigo bajo la condición de que el delantero de la selección inglesa demuestre un buen comportamiento durante cuatro años.

Rooney sigue suspendido para los partidos de Inglaterra ante Francia y Suecia, pero podrá jugar el 19 de junio ante Ucrania en Donetsk.

El ariete de Manchester United no habló con la prensa tras salir de la sede de la UEFA junto con el técnico de Inglaterra, Fabio Capello, quien colaboró en la apelación de 90 minutos.

Capello sonrió y movió la cabeza en señal de afirmación cuando le preguntaron si la audiencia había sido exitosa.

"Es un resultado muy positivo", indicó el director de selecciones de Inglaterra, Adrian Bevington. "Hubiese sido un gran reto para Fabio y el equipo (estar sin Rooney)".

La UEFA señaló que el tercer partido de suspensión sólo será aplicado si Rooney es expulsado por conducta violenta mientras juega por Inglaterra en algún torneo europeo.

La UEFA suspendió a Rooney tras ser expulsado por patear al jugador de Montenegro, Miodrag Dzudovic, en octubre en el último partido por las eliminatorias de la Euro.

La audiencia de Rooney comenzó apenas 10 horas después que su club fue eliminado por el Basilea en la fase de grupos de la Liga de Campeones.