El Banco Central Europeo (BCE) anunció dos nuevas operaciones de inyección de liquidez en euros con un vencimiento de 36 meses para facilitar el crédito a los hogares y las empresas de la eurozona.

El BCE conducirá la primera de estas dos nuevas operaciones de refinanciación a tres años el próximo 21 de diciembre y sustituirá a la que se había anunciado el 6 de octubre con vencimiento a un año.

La entidad monetaria europea llevará a cabo las operaciones mediante un procedimiento de subasta a tipo de interés fijo y adjudicación plena, es decir que prestará a los bancos toda la liquidez que soliciten.

Los bancos comerciales tendrán la posibilidad de devolver el efectivo al año, sin esperar el vencimiento de la operación a los tres.

El tipo de interés que los bancos deberán pagar una vez que venza la operación se indexará a la media a la que se sitúe la tasa de interés rectora del BCE durante el periodo de vida de la operación.

Además, el BCE relajó las condiciones que exige a los bancos comerciales para prestarles liquidez y aceptará algunos bonos de titulización de deuda (ABS) con una calificación más baja, con una nota de "A".