El ministro de Asuntos Exteriores de Burkina Faso, Djibril Bassolet, afirmó hoy que su país "se ha puesto en contacto" con el grupo armado que secuestró a dos cooperantes españoles y una italiana en los campamentos de refugiados de Tinduf, Argelia, el pasado mes de octubre.

"Estamos en contacto, pero esto es todo lo que puedo decir porque como ya se sabe este tipo de negociaciones son muy delicadas, así que no daré más detalles", dijo hoy Bassolet en una rueda de prensa.

Los tres cooperantes, Ainhoa Fernández de Rincón, de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Extremadura; Enrique Gonyalons, miembro de Mundubar; y la italiana Rosella Urru, del Comité Italiano para el Desarrollo de los Pueblos, fueron secuestrados supuestamente por miembros de Al Qaeda, que les retienen en el norte de Mali.

"Burkina Faso permanece disponible para ayudar en las negociaciones y también está lista para trabajar por la estabilidad de la región", apuntó el ministro.

El Gobierno de Burkina Faso ya colaboró en la liberación de los tres cooperantes españoles secuestrados en el Magreb en noviembre de 2009, uno de los cuales fue puesto en libertad en marzo de 2010 y los otros dos en agosto del mismo año.