Las esperanzas puestas en la crucial cumbre europea esta semana florecieron y se marchitaron el mismo miércoles, pero los indicadores de la Bolsa de Valores de Nueva York casi no se movieron.

El promedio industrial Dow Jones ganó 46 puntos, mientras que el resto de los índices estuvieron mixtos.

Los líderes de Francia y Alemania buscaron minimizar las expectativas sobre la cumbre, la cual finaliza el viernes. Los corredores esperan que los países europeos vincularán más estrechamente sus presupuestos e impondrán mayor disciplina fiscal a las naciones fuertemente endeudadas como Grecia.

Las autoridades dijeron el miércoles que un acuerdo logrado esta semana podría incluir únicamente a algunos países y que diseñar un plan más completo podría tomar hasta la Navidad.

"El patrón ha sido: guardar muchas esperanzas y después ser desilusionado por las cumbres de la UE, y ese es el patrón desde hace tiempo", comentó Steve Van Order, estratega de inversión de renta fija de Calvert Investment Management.

El Dow ganó 46,24 puntos, el 0,4%, para cerrar en 12.196,37. Sus mayores ganancias se debieron al avance de las compañías financieras: JPMorgan Chase & Co. subió 2,3%, Bank of America Corp. repuntó 1,9% y Travelers Cos. Inc. ganó 1,8%. El fabricante de maquinaria pesada Caterpillar Inc. cayó 1,1%, siendo la de mayores pérdidas de las 30 emisoras que componen el Dow.

El índice Standard & Poor's 500 bajó 2,54 unidades, el 0,2%, a 1.261,01, mientras que el indicador compuesto Nasdaq retrocedió 35 centésimas de punto, el 0,01%, a 2.649,21.

El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años descendió a 2,04%, de 2,09% que registró el martes.

Los corredores están cada vez más intranquilos con las demoras en la resolución de la crisis de deuda de Europa. Las agencias calificadoras han advertido sobre una posible degradación de la calificación crediticia de las naciones de la zona del euro si no establecen rápidamente un plan firme para resolver el problema que se remonta dos años atrás.

En Europa subieron los rendimientos de las deudas gubernamentales de España e Italia, lo cual significa que los inversionistas están exigiendo mayores dividendos debido a temores de que una de esas naciones pueda caer en incumplimiento de pagos.

Los costos de préstamos para Italia y España habían caído agudamente hasta el martes, habiendo alcanzado niveles peligrosamente altos una semana antes.

Los mercados bursátiles europeos registraron pérdidas en su mayor parte. El índice alemán DAX bajó 0,6% y el indicador británico FTSE 0,4%.