La Fiscalía General informó la detención de cinco sospechosos en la muerte de un niño de cinco años en una ciudad del centro de Venezuela, donde pobladores indignados desataron disturbios al enterarse del crimen.

Cuatro mujeres, incluida la madre de la víctima, y un hombre fueron detenidos como sospechosos de la muerte del niño registrada el 1 de diciembre, informó el miércoles en un comunicado la fiscal general, Luisa Ortega Díaz.

Ortega declaró que los detenidos fueron imputados de los delitos de homicidio intencional, trato cruel, lesiones intencionales y abuso sexual.

El miércoles se continuaba con la audiencia de instrucción de cargos iniciada en la víspera a los detenidos, la cual se desarrolló en la sede de la Policía del Estado Portuguesa y no el tribunal local, por ser éste el lugar más seguro y ante el temor de nuevos brotes de violencia en la localidad de Guanare, a unos 550 kilómetros al suroeste de Caracas.

Policías con equipos antidisturbios y tropas de la Guardia Nacional patrullaban las calles mientras se realizaba la diligencia judicial, según imágenes transmitidas por el canal de noticias Globovisión.

Informes de prensa señalan que al menos 30 personas fueron detenidas durante los hechos de violencia callejera que estallaron el lunes y martes, cuando la policía debió dispersar con gases lacrimógenos a una muchedumbre que destruyó la casa donde el niño fue abusado y otras edificaciones.

Las autoridades indicaron que algunos de los arrestados llevaron al niño a un centro hospitalario, afirmando que se había caído de una motocicleta. El pequeño, cuya identidad se mantuvo bajo reserva, murió más tarde.

La Fiscalía en el comunicado señaló que en el cuerpo del niño mostraba lesiones y contusiones, así como cicatrices que muestra una historia de abuso físico. Médicos forenses reportaron además que el niño presentaba "signos de abuso sexual", según el texto.

La madre del niño, Gelliknet González, vive en otra región del país y dejó a su hijo al cuidado de otras dos mujeres. Las tres figuran entre los arrestados en el caso, dijo el Ministerio Público.

Otra sospechosa, Doris Oropeza, fue acusada de abusar físicamente al niño con anterioridad.