El titular de Defensa, Ehud Barak, y el jefe del Ejército israelí, general Benny Gantz, fueron pillados por los medios haciendo comentarios jocosos sobre mujeres soldado, tras los que amenazaron a los periodistas para que no los divulgaran, informa hoy el diario "Haaretz".

La conversación se produjo este martes durante un ejercicio militar en el norte del país, cuando ambos responsables bromearon sobre la cuestión de las mujeres que sirven en el Ejército aludiendo a la reciente polémica surgida a raíz de el rechazo que suscita entre militares del sector religioso el hecho de escucharlas cantar.

Según el rotativo, después de que Gantz advirtiera de que periodistas de la Radio Militar "Galei Tzahal" y del Canal 2 de la televisión habían grabado el diálogo, se dirigió a ellos y les amenazó con que no informaran del mismo.

El jefe del Estado Mayor pidió al reportero de la radio que archivara la grabación y amenazó al periodista del canal televisivo con que si salía a la luz la conversación, esa sería su última aportación al medio, precisa el "Haaretz".

Pese a las advertencias del responsable militar el vídeo fue emitido y en él Barak aparece diciendo: "¿Dónde están las chicas aquí del batallón, de la brigada o de la división?", a lo que Gantz responde: "Ellas cantan durante el recreo. En el tiempo libre comienzan a cantar".

Luego, el comandante de la Brigada Golani, Ofek Buchris, también presente en el ejercicio, manifiesta: "no hay problema para que ellas canten, si lo hacen en solitario todo estará bien".

Barak continúa: "Aquí está Dana, del Ministerio de Comunicaciones, ella puede cantar sin uniforme", y entonces Buchris apostilla: "Mientras lo haga sin uniforme, pero vestida, estará bien".

En ese punto, Gantz se percata de la presencia de los periodistas y se dirige al reportero de la emisora militar a quien le espeta: "Radio del Ejército, esto no sale a la luz. Incluso aunque sea la mayor primicia de tu vida se quedará en tu grabadora".

Después, amenaza al del otro medio con que si el contenido de la conversación es difundido: "será la última pieza que hagas. Sería una pena que fuera así. Como en la última guerra. Te prometo que será la última pieza que hagas".

La cuestión de las reclutas femeninas que cantan en el Ejército ha supuesto uno de los más recientes ejemplos en el ámbito militar de la tensión creada como consecuencia del cada vez más influyente sector religioso y ultra-ortodoxo en ese estamento.

En octubre pasado y tras recibir órdenes de rabinos militares, un grupo de mujeres soldado tuvieron que abandonar un evento en el que participaban cantando y hacerlo en otra zona separada, con motivo de una festividad judía.

La Portavocía Militar expresó en un comunicado sobre los comentarios vertidos por sus responsables, que "fueron hechos en tono jocoso, en una conversación distendida y nada más. Lamentamos la interpretación que se le ha dado. Esos comentarios (sobre las mujeres que cantan) tienen que ver con la excesiva cobertura sobre la cuestión", recoge el citado medio.

Sin embargo, la difusión de las citas ya ha provocado las quejas de diputadas y diputados de diferentes formaciones políticas en el Parlamento israelí, que han denunciado el "machismo" rampante entre los responsables de Defensa y el Ejército, y "la falta de respeto" hacia las mujeres en todos los ámbitos de la sociedad.