Las autoridades mexicanas afirmaron hoy haber desmantelado una red criminal internacional que buscaba traer ilegalmente a Saadi Gadafi, uno de los hijos del depuesto líder libio Muamar al Gadafi, a México.

El secretario de Gobernación (Interior), Alejandro Poiré, afirmó en una conferencia de prensa que en la operación, denominada "Huésped", fueron detenidas cuatro personas, dos mexicanos, una canadiense y un danés. EFE