Los Dodgers de Los Ángeles presentaron ante un tribunal documentos de un acuerdo entre el equipo y las Grandes Ligas, que se comprometen a ser neutrales en la disputa de la franquicia con la cadena Fox Sports.

Mientras el equipo busca salir de la bancarrota, la promesa de las Grandes Ligas fue mantenerse neutral, y la documentación respectiva fue presentada la pasada noche ante una corte de bancarrota en Delaware.

El documento contempla la venta de los Dodgers así como su estadio y los derechos de transmisión de los juegos por televisión a partir de la temporada del 2014.

Mientras que la cadena ha objetado la venta propuesta de los derechos de transmisión de los juegos, al señalar que se infringirían las prerrogativas que adquirió esa empresa bajo los términos de un contrato existente con los Dodgers.

El acuerdo prohíbe que el dueño de los Dodgers, Frank McCourt, tenga participación alguna en el club después de la venta.