La eliminación del Oporto de la Champions ha vuelto a poner de relieve sus problemas con el gol, una falta de puntería destacada hoy por la prensa lusa, que habla de lo que se echa de menos en Dragao los goles del colombiano Radamel Falcao.

"Nostalgias de Falcao", titula hoy en su portada el periódico deportivo luso "A Bola", que recuerda que los "dragones" acabaron el encuentro ayer frente al Zenit (0-0) con 25 remates a puerta, pero ninguno de sus disparos perforó la red contraria.

El Oporto, que juega con clara vocación ofensiva asentado en el campo en un claro 4-3-3, no fue capaz ayer de marcar frente a los rusos en casa, cuando el único resultado que le valía era la victoria.

El técnico del equipo portugués, Vítor Pereira, sacó ayer todo su repertorio ofensivo, con el colombiano James, el brasileño Hulk y el angoleño Djalma de partida y el brasileño Kléber y el internacional portugués Varela incorporados a lo largo de la segunda mitad.

Ninguno de los cinco fue capaz de anotar el gol de la victoria pese a la gran cantidad de ocasiones de las que dispuso el conjunto blanquiazul, lo que reabre el debate sobre la salida de Falcao.

El punta colombiano es el único jugador titular del pasado año que abandonó el Oporto este verano con dirección al Atlético de Madrid, que pago por él más de 40 millones de euros.

Con Vítor Pereira en el banquillo en sustitución del joven André Villas-Boas, ahora en el Chelsea inglés, el Oporto no ha logrado en este inicio de temporada recuperar el juego de la pasada campaña, cuando su gran fútbol le llevó a alzarse con cuatro títulos: Liga, Copa, Liga Europa y Supercopa de Portugal.

El puesto de Falcao es cubierto habitualmente por el brasileño Kléber, un jugador técnico y de más combinación que el colombiano pero que no es un "nueve" puro.

Ese perfil sí se ajusta más al brasileño Walter, al que sin embargo Vítor Pereira decidió no inscribir para la Champions, una decisión que el propio entrenador reconoció como desacertada.

Fuera de la Champions y eliminado ya de la Copa de Portugal, el Oporto volverá a competir en Liga Europa e intentará mantener su liderato en la Liga lusa, donde ocupa el primer puesto empatado a puntos con su gran rival, el Benfica.