China tiene la intención de concentrarse en expandir las exportaciones a los mercados emergentes y mejorar su competitividad, dado el sombrío panorama del comercio mundial, dijo el miércoles un funcionario de comercio de alto rango.

Shouwen Wang, director general de comercio exterior del Ministerio de Comercio, dijo en una conferencia de prensa que no espera el próximo año un repunte en la demanda de los mercados internacionales, y de Europa en particular.

El crecimiento económico de China está en parte ligado a Estados Unidos y Europa, que son mercados importantes para juguetes, ropa y productos electrónicos producidos en serie por sus innumerables fábricas.

Wang dijo que China continuará enfrentando los crecientes costos internos de la mano de obra, la tierra y las materias primas. La apreciación del yuan, la moneda china, se sumará a esa presión, señaló. Un yuan más fuerte hace que las exportaciones chinas sean menos competitivas en los mercados extranjeros.