El Gran Premio de Estados Unidos fue incluido en el calendario de 2012 de la Fórmula Uno, a pesar de la posibilidad de que sea descartado por motivos económicos.

El organismo rector del deporte anunció el miércoles en su portal de internet que "el calendario (de 2012) fue confirmado como había sido anunciado previamente". El itinerario había sido aprobado por el Consejo Mundial de Automovilismo en una reunión en Nueva Delhi.

La ratificación de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) de las 20 carreras también significa que el Gran Premio de Bahrein está pautado para el 22 de abril como la cuarta carrera de la temporada.

La carrera de 2011 en Bahrein iba a inaugurar la temporada en marzo, pero fue cancelada por la inestabilidad política y social en ese país.

La semana pasada, el jefe de la Fórmula Uno Bernie Ecclestone le dio una semana adiciona a los organizadores del GP de Estados Unidos para salvar la carrera en Texas al presentar las garantías económicas necesarias.

Entre los patrocinadores de la carrera en Austin está el magnate Red McCombs.

"El señor Ecclestone recibió su cheque hoy", dijo McCombs el miércoles en un comunicado. "Queremos agradecer a los fanáticos por su respaldo, a los dirigentes y empresas locales que nos respaldaron, al estado de Texas, al personal del Circuito de Las Américas y a Bernie".

La carrera se realizará el 18 de noviembre y significa el regreso de la F1 a Estados Unidos por primera vez desde 2007.

La presencia de la F1 en Estados Unidos aumentará en 2013 cuando comience una carrera en la ribera del río Hudson en Nueva Jersey, con los rascacielos de Manhattan como vista de fondo.

La temporada comenzará en marzo con el Gran Premio de Australia, y nuevamente concluirá en Brasil.

Sebastian Vettel buscará su tercer campeonato mundial consecutivo con Red Bull.