El papa Benedicto XVI ha aceptado la renuncia del cardenal Juan Sandoval Íñiguez como arzobispo de Guadalajara y ha nombrado como nuevo titular de esa archidiócesis mexicana al purpurado José Francisco Robles Ortega, hasta ahora arzobispo de Monterrey, informó hoy el Vaticano.

Juan Sandoval Íñiguez, de 78 años, había presentado su renuncia tras alcanzar la edad de jubilación, que para la Iglesia es a los 75 años.

El nuevo arzobispo de Guadalajara, el cardenal José Francisco Robles Ortega, nació en Mascota, en el estado de Jalisco, en 1949. Estudió en el seminario menor de Autlán, filosofía en el seminario de Guadalajara y teología en el de Zamara.

Fue ordenado sacerdote en 1976, incardinado en la diócesis de Autlán y después se trasladó a Roma, donde se licenció en Teología Dogmática por la Pontificia Universidad Gregoriana.

En 1991 fue nombrado obispo titular de Bossa y auxiliar de Toluca y en 1996 fue nombrado prelado de Toluca.

En 2003 fue nombrado por Juan Pablo II arzobispo de Monterrey y el 24 de noviembre de 2007 el papa Benedicto XVI le nombró cardenal en el consistorio celebrado ese año.

Es miembro de la Comisión para América Latina desde 2008 y en la Conferencia Episcopal Mexicana es presidente de la comisión para el diálogo interreligioso.

El 5 de enero de 2011 Benedicto XVI le nombró miembro del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización.