La Bolsa de Seúl cerró hoy con ganancias por las expectativas de que los dirigentes europeos tomen medidas en la cumbre de este viernes para combatir la crisis de deuda que afecta a la región.

El índice referencial Kospi ganó 16,60 puntos, el 0,87 por ciento, hasta 1.919,42 unidades, en una sesión en la que se movieron 5.060 millones de dólares, mientras el tecnológico Kosdaq sumó 3,09 puntos, el 0,61 por ciento, hasta los 505,68 enteros.

Los inversores mantuvieron la esperanza de que los líderes europeos procedan a modificar las leyes para obligar a los países de la zona euro a cumplir con los objetivos de déficit y refuercen el fondo de rescate, en un intento de recuperar la confianza del mercado.

El optimismo, en todo caso, se mezcló con la cautela, lo que limitó los avances del parqué surcoreano.

En el ámbito tecnológico Samsung Electronics, valor de referencia del mercado, ganó un 1,15 por ciento, y su rival LG Electronics lo hizo el 1,76 por ciento.

Las firmas siderúrgicas también registraron subidas, del 1,4 por ciento en el caso del líder del mercado, POSCO, y del 1,96 por ciento en el de Hyundai Steel.

Mayor beneficio lograron las constructoras, como Hyundai Engineering and Construction, que vio crecer sus acciones un 2,62 por ciento, o GS Engineering and Construction, que se apuntó el 2,93 por ciento.

En el sector automovilístico, el principal fabricante de vehículos del país, Hyundai Motors, cerró la sesión de hoy con una moderada subida del 0,44 por ciento.

La moneda local ganó 5,1 unidades al dólar, que se intercambiaba en 1.126,1 wones al cierre de la sesión.