El enviado especial de EEUU para Corea del Norte, Glyn Davies, llegó hoy a Seúl para analizar con las autoridades surcoreanas la situación con el régimen comunista de Pyongyang, en medio de los esfuerzos para reabrir el diálogo multilateral sobre su programa nuclear.

Ésta es la primera visita de Davies a Corea del Sur desde que fuera nombrado en este cargo a finales de octubre, en sustitución de Stephen Bosworth, y forma parte de una gira que también incluirá Japón y China.

Acompañado en su viaje por Clifford Hart, enviado especial para las conversaciones a seis bandas sobre el programa nuclear de Corea del Norte, Davies se citará mañana con el ministro surcoreano de Exteriores, Kim Sung-hwan, y el de Unificación, Yu Woo-ik.

El mismo día mantendrá un encuentro con Lim Sung Nam, enviado especial de Corea del Sur para las conversaciones a seis bandas, un proceso estancado desde 2009 que ahora las partes desean recuperar.

El viaje de Davies coincide con los aparentes esfuerzos de EEUU para un posible diálogo bilateral adicional con Corea del Norte sobre la reapertura de las negociaciones multilaterales para su desnuclearización, que incluyen a las dos Coreas, EEUU, China, Rusia y Japón.

EEUU y Corea del Norte mantuvieron dos encuentros de alto nivel en junio y octubre, que se cerraron sin grandes avances.

El enviado especial estadounidense para Corea del Norte permanecerá en Seúl hasta el domingo, día en que partirá a Japón, segunda escala de su gira que también le llevará a China antes de regresar a Washington el jueves 15.