El actor Harry Morgan, cuya interpretación del paternal coronel Potter en la serie de televisión "MASH" le granjeó un Emmy y mucha fama, y cuya carrera artística incluyó otras nueve series de TV, unas 50 películas y los escenarios de Broadway, falleció el miércoles. Tenía 96 años.

Su nuera Beth Morgan dijo a The Associated Press que el actor falleció en su casa de Brentwood, California, después de enfermar de neumonía.

Para la pantalla grande Morgan apareció sobre todo en papeles secundarios, junto a celebridades como Henry Fonda, John Wayne, James Garner, Elvis Presley y Dan Aykroyd.

Sus papeles en televisión fueron más de coestrella en programas de comedia, como los que tuvo en "December Bride", "Pete and Gladys", las últimas temporadas de "Dragnet" y la célebre "M-A-S-H", una serie de CBS que se transmitió por mucho tiempo y por la cual ganó un premio Emmy en 1980.

La actuación no fue la primera elección de carrera de Morgan, quien nació en Detroit en 1915. Estudiaba derecho en la Universidad de Chicago, cuando las clases de oratoria le despertaron el interés por el escenario.

En poco tiempo estaba trabajando con un pequeño grupo de teatro en Washington, a lo que siguió un período de dos años en Broadway con la producción original de "Golden Boy", con Karl Malden y Lee J. Cobb.

Morgan llegó a Hollywood en 1942 "sin ninguna garantía de encontrar trabajo", dijo en 1976 durante una entrevista con The Associated Press.

"No tenía suficiente dinero para regresar a la costa este, así que me quedé a buscar trabajo, sobre todo gracias a las amistades", agregó entonces.

Le sobreviven tres hijos, ocho nietos y nueve bisnietos.

No se informó de servicios fúnebres.