Cerca de 600 personas fueron detenidas anoche en el centro de Moscú por participar en una manifestación para denunciar fraude en las elecciones parlamentarias del pasado domingo, que ganó la formación oficialista Rusia Unida, informó hoy una fuente policial.

Fueron detenidas un total de 569 personas, dijo un funcionario de la policía moscovita a la agencia Interfax.

"En el centro de Moscú se congregaron unos 2.000 ciudadanos que trataron de celebrar un mitin no consensuado con las autoridades para debatir los resultados de las elecciones a la Duma (la cámara baja del Parlamento ruso)", dijo la fuente policial al referirse a la manifestación de protesta.

Con anterioridad, el Departamento del Ministerio del Interior de la capital rusa había informado de 300 detenidos en la manifestación de protesta, la segunda desde el lunes, cuando se anunciaron los resultados electorales.

Ante las manifestaciones, las autoridades han redoblado la medidas de seguridad con la incorporación de efectivos de las tropas del Ministerio del Interior a la labores de vigilancia.

En la acción de protesta de anoche fueron detenidos 45 activistas de La Otra Rusia, partido opositor radical sin registro legal, declaró a Interfax Alexéi Averin, dirigente de la formación.

"La mitad de ellos fueron puestos en libertad, y el resto pasó la noche en comisaría y continúa detenidos", agregó.

Averin indicó que el líder de La Otra Rusia, el escritor Eduard Limónov, también fue detenido, pero quedó en libertad horas después citado a comparecer ante el juez por falta administrativa.

Todos los sectores opositores han sido unánimes al denunciar graves irregularidades en los comicios del domingo.

Guennadi Ziugánov, el líder del Partido Comunista, la segunda fuerza más votada, denunció que los resultados de los comicios fueron falsificados para favorecer a Rusia Unida.

Según este dirigente opositor, el oficialismo se atribuyó hasta un 15% más de votos de los que obtuvo en las urnas.