CSKA de Moscú venció el miércoles 2-1 al Inter de Milán y se clasificó a los octavos de final de la Liga de Campeones.

A pesar del revés, los nerazzurri terminaron la fase de grupos en el primer lugar del Grupo B con 10 puntos, seguidos por el equipo ruso con ocho.

El CSKA se puso en ventaja con un gol del delantero liberiano Seydou Doumbia a los 50 minutos. Un minuto después empató el Inter gracias al argentino Esteban Cambiasso, quien aprovechó un balón que no controló bien el arquero ruso.

El defensor Aleksei Berezutski anotó de cabeza el gol del triunfo a los 86.

Un minuto antes, el atacante argentino del Inter Diego Milito estrelló el balón en el travesaño, aunque estaba solo y a pocos pasos del arco.

El Inter tuvo una clara ocasión de gol a los 10 minutos cuando Milito se dirigió solo al arco adversario, pero en lugar de tirar le trató de pasar el balón al brasileño Coutinho y el portero controló la pelota.

El equipo ruso tuvo su primera oportunidad a los 29 minutos con un derechazo de fuera del área del brasileño Vagner Love, que paró el arquero del Inter, Luca Castellazzi, que sustituyó al lesionado brasileño Julio César.

CSKA mejoró en el segundo tiempo y mereció el gol del triunfo que le permitió continuar adelante en la Liga de Campeones.

El Inter no necesitaba los tres puntos ya que tenía la clasificación asegurada, pero buscaba una victoria en su estadio San Siro para levantar el ánimo de cara al campeonato nacional, donde navega en la parte baja de la tabla de posiciones y está amenazado con el descenso a la Serie B.