El canciller brasileño, Antonio Patriota, afirmo hoy que la reciente propuesta de la Liga Árabe para buscar una salida al conflicto en Siria puede abrir el camino para un diálogo político en ese país.

"Consideramos que es positivo que la Liga Árabe se involucre en los esfuerzos para cesar la violencia en Siria y abrir el camino para un diálogo político nacional que atienda las reivindicaciones por más libertades, por un mejor Gobierno y otras reformas", dijo Patriota en una rueda de prensa con su homóloga mexicana, Patricia Espinosa, con quien analizó hoy asuntos bilaterales y mundiales.

La Liga Árabe advirtió este martes que la situación en Siria se desliza hacia la violencia confesional y que los crímenes cometidos por el régimen de Damasco amenazan los esfuerzos árabes para salir de la crisis y evitar la intervención extranjera.

Para el jefe de la diplomacia brasileña "la aparente aceptación de las autoridades sirias" a la presencia de observadores, conforme a la propuesta de la Liga Árabe, es "positiva en ese contexto", motivo por el cual se mostró esperanzado de que en breve se llegue a un entendimiento sobre la presencia de los observadores.

Patriota confía en que la propuesta contribuya "a una interrupción de las muertes, de la violencia a gran escala", que, según dijo, son motivo de "gran preocupación" para Brasil y el resto de la comunidad internacional.

Desde que comenzaron el pasado marzo las protestas contra el presidente sirio, Bachar al Asad, más de 4.000 personas han muerto en todo el país, según la ONU, que ha alertado de que esa nación se encamina a una guerra civil.