El delantero español del Roma Bojan Krkic ha pedido perdón por todos los errores que cometió en el partido contra el Fiorentina, en el que su equipo perdió 3-0, en una carta publicada hoy por el diario italiano "La Repubblica".

El exbarcelonista, de 21 años, comienza su "mea culpa" admitiendo que se equivocó al parar con la mano el balón que supuso un penalti y su expulsión, y también reconoció su error al "tirar la camiseta" mientras salía del campo.

"Querido director. Yo me he equivocado. Me equivoque al tocar el balón con las manos, pero estaba en una zona del campo donde normalmente no estoy acostumbrado a jugar y me traicionó el instinto. No quería que marcasen el tercer gol", explicó Bojan en su carta.

También pidió perdón por el gesto de tirar al suelo la camiseta, pero asegura que "era solo rabia y nada más" y que la camiseta fue lo primero "que se encontró entre las manos".

Pero el joven delantero también pide que se le dé la posibilidad de "equivocarse" como a todos y rechaza la definición de "niño confundido" que le dio el diario en un articulo en el que se criticaba su actitud.

"Soy un chico afortunado pero como mis coetáneos también quiero el tiempo para crecer. Reivindico todas las excusas que se dan a los chicos de 20 años a pesar de que juegue al fútbol", agregó.

"Este deporte - continúa la carta - me ha dado mucho: dinero, gloria y para los aficionados soy un ídolo, pero no regala sabiduría o madurez. Soy siempre un chico de 21 años con todas mis virtudes y defectos".

Bojan pide que tanto a él como al resto de jóvenes que juegan en la Serie A, primera división italiana, se les de el tiempo de crecer. "Ya tendréis tiempo para masacrarnos", añadió.

El delantero romanista asegura además que fue su elección venir al Roma, pues incluso otros clubes como el Chelsea y Totenham o el Paris Saint Germain le ofrecían más dinero.

Y explicó como en el Barcelona no tenía espacio y tenía muchas ganas de jugar y demostrar su capacidad.

Pide además que no se le compare con el delantero argentino del Barça Lionel Messi, pues él "es un fenómeno" y "no es justo hacer comparaciones".