La comparecencia judicial de José Pimentel, el joven estadounidense de origen dominicano acusado de ser un "simpatizante" de la red terrorista Al Qaeda que planeaba atentar en Nueva York, ha vuelto a ser retrasada, esta vez para el próximo 9 de enero, informó hoy la Fiscalía de Manhattan.

Así lo confirmó a Efe un portavoz de la oficina del fiscal, Cyrus Vance, quien detalló que, tras una breve audiencia celebrada este lunes, el tribunal retrasó hasta el 9 de enero la nueva vista, en la que se espera que un gran jurado anuncie su decisión sobre el caso contra Pimentel.

La comparecencia se retrasó por primera vez a finales de noviembre después de que el abogado del acusado, Joseph Zablocki, de la organización Legal Aid Society, renunció a seguir llevando el caso por un "conflicto de intereses" tras comprobar que también representan a un informante de la policía involucrado en el caso.

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, anunció el pasado 20 de noviembre que Pimentel era un "lobo solitario" que aprendió a fabricar bombas gracias a un artículo en una revista de Al Qaeda en Internet, y detalló que es un "resentido" por la presencia de tropas de Estados Unidos en Irak y Afganistán.

El acusado tenía en el punto de mira a empleados del Gobierno, personal militar y políticos, y en el momento de su detención en su casa del barrio de Washington Heights, el corazón de la comunidad dominicana de Nueva York, estaba en proceso de fabricar bombas para atacar a patrullas de Policía y oficinas de correos.

Las autoridades aseguran que Pimentel se convirtió recientemente al Islam y quería cambiar de nombre por Osama Husein "en honor a sus dos ídolos", el exlíder de Al Qaeda Osama Bin Laden y el exdictador iraquí Sadam Husein.

Aseguraron también que el estadounidense de origen dominicano era "seguidor" del clérigo radical Anuar al Awlaki, fallecido en septiembre pasado en un ataque de EEUU en Yemen.

Con esta detención, ya son 14 las veces que han intentado atentar en la ciudad desde que dos aviones suicidas pilotados por terroristas de Al Qaeda tumbaron las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001.