El Vale Beijing, uno de los mayores navíos cargueros del mundo, que está atracado desde el pasado jueves en un puerto del norte de Brasil por una rajadura en el casco que pude provocar su hundimiento con 360.000 toneladas de hierro a bordo, será trasladado a un lugar en que pueda ser reparado con seguridad, se informó hoy.

El navío, de 391 metros de eslora y con capacidad para 400.000 toneladas de carga, está atracado desde el pasado jueves en el Terminal de la Punta, un muelle del Puerto de Maranhao, estado del nordeste de Brasil operado exclusivamente por la minera Vale.

El buque será trasladado a un área fuera del puerto en el que pueda ser fondeado con seguridad para que los técnicos puedan reparar la rajadura, informaron hoy fuentes de la Vale, que fletó la embarcación para transportar hierro hasta China.

Una grieta en el tanque de lastro permite el paso de agua al interior de la embarcación y ya provocó una ligera inclinación que especialistas han controlado con bombas para retirar el agua.

El capitán de Puertos de Maranhao, Nelson Ricardo Calmón Bahía, aseguró que la situación está bajo control, pero que el puerto no tiene infraestructura ni para retirar el hierro que está en las bodegas del navío ni para realizar una operación que permita la reparación de la falla.

"No hubo hasta ahora ningún vertido de carga, agua o combustible", afirmó el oficial ante versiones de grupos ecologistas de que el problema ya generó daños ambientales y que puede provocar un desastre en caso de hundimiento.

La embarcación, botada el año pasado y de fabricación surcoreana, pertenece a la empresa STX Pan Ocean, también de Corea del Sur, que envió técnicos a Brasil para realizar el traslado del navío hasta un lugar seguro, lo que se espera para esta misma semana.

El Vale Beijing es uno de los gigantescos navíos fletados por la Vale para transportar hierro hasta China, el principal cliente de la empresa, mayor productor y exportador mundial de este mineral.