El crecimiento económico del este de Asia continuará disminuyendo en 2012 mientras los problemas de la deuda soberana en Europa y una anémica economía estadounidense aumenten el riesgo de una profunda baja global, aseguró el martes el Banco Asiático de Desarrollo (BAsD).

El BAsD indicó que reducirá su expectativa de crecimiento económico para el 2012 a 7,2% del 7,5% que predijo en septiembre para las 14 economías del este de Asia excluyendo a Japón. Agregó que en el peor de los escenarios — en el cual Estados Unidos y Europa desaceleren tanto como lo hicieron durante la crisis mundial de 2008-2009_, el este de Asia sólo crecerá 5,4% en 2012.

La organización financiera con sede en Manila dijo sentirse "cautelosamente optimista" sobre el panorama pero señaló que las condiciones globales han empeorado desde mediados de año.

El informe indica que entre los mayores riesgos se encuentran una profunda recesión económica tanto en Europa y Estados Unidos, el aumento del proteccionismo y el resurgimiento de la inflación.

"La recuperación en economías avanzadas perdió fuerza este año y seguirá teniendo problemas", aseguró el reporte.

"Mientras que el crecimiento económico de Estados Unidos pueda fortalecerse de alguna manera, la eurozona probablemente caerá ya sea en una breve recesión o en una baja más severa a largo plazo", agregó.

Las economías emergentes de Asia "ciertamente no están inmunes" a un fuerte declive que se registre en las economías avanzadas, lo que podría afectar sus respectivos crecimientos económicos, indicó.

El informe cubre China, Hong Kong, Taiwán, Corea del Sur y 10 países del Sureste Asiático.