El gobierno de Pakistán retirará a sus soldados de por lo menos dos de tres centros de coordinación militar en la frontera que comparte con Afganistán en aparente respuesta a un ataque de la OTAN que mató a 24 militares paquistaníes, informaron el martes fuentes militares estadounidenses.

La decisión afectará los esfuerzos de Estados Unidos para aliarse con las fuerzas paquistaníes, aumentando el riesgo de que algo pueda salir mal otra vez, dijeron los funcionarios, quienes hablaron bajo la condición de anonimato debido a lo delicado del tema.

La decisión se tomó poco más de una semana después de los ataques de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN) mataran a 24 soldados paquistaníes en dos puestos militares ubicados en la frontera. Washington e Islamabad han dado diferentes explicaciones por lo ocurrido el 26 de noviembre, pero al parecer el mortal incidente fue causado en parte por fallas en la comunicación.

Fuentes militares de Estados Unidos informaron que perder los enlaces paquistaníes en los centros fronterizos es un problema porque todo el propósito de los puestos es intercambiar información sobre los operativos en marcha.

La muerte de los soldados llevó a su peor nivel las ya tensas relaciones entre Washington e Islamabad, amenazando los intentos de Estados Unidos para que Pakistán coopere con la guerra en Afganistán.

Tras el ataque, el gobierno paquistaní cerró de inmediato su frontera con Afganistán al paso de camiones que transportan los suministros a soldados de la OTAN, pidió a Estados Unidos que desocupara la base aérea utilizada por aviones no tripulados y boicoteó una conferencia internacional realizada el lunes en Bon, Alemania, encaminada a estabilizar Afganistán.

El primer ministro paquistaní Yousuf Raza Gilani dijo a The Associated Press en entrevista el lunes que su gobierno quiere reparar las relaciones con Estados Unidos.

Pero la decisión militar de abandonar los centros de coordinación militar en la frontera muestra que Pakistán todavía está molesto por el incidente, al cual ha calificado de deliberado, una acusación que niega Estados Unidos.

Pakistán podría dejar a soldados en el centro de Torkham, en el área tribal de Khyber, en el noroeste del país, pero los ha retirado de los otros dos en la frontera, según los funcionarios estadounidenses.

El ejército paquistaní no ha respondido a las solicitudes para comentar al respecto.

____

Baldor reportó desde Washington.