El movimiento "Occupy Wall Street" llevó hoy sus quejas al Congreso estadounidense bajo el lema "Take Back the Capitol" (Recuperemos el Capitolio), apoyado por grupos sindicalistas, comunitarios y estudiantiles.

Cientos de personas levantaron un nuevo campamento en el National Mall de Washington, próximo a los edificios de la Cámara y el Senado, para "recordar a los representantes que el Capitolio es la casa del pueblo y la demanda que representa el 99 por ciento" de la población, informó el Sindicato Internacional de Empleados de Servicios (Seiu, por su sigla en inglés).

El movimiento pretende continuar levantando más tiendas de campaña alrededor del Capitolio a lo largo del día, en un intento de solicitar a los legisladores que extiendan los beneficios del seguro de desempleo.

A lo largo de la semana desempleados, estudiantes, activistas comunitarios, sindicalistas, defensores de la salud y manifestantes del movimiento "Occupy", provenientes de distintos puntos del país, se unirán en este reclamo al Congreso para "devolver" la representación al pueblo.

El Seiu informó a través de su página web de que los manifestantes se apostarán cerca de las oficinas del Congreso y marcharán también por la calle K, donde se encuentran numerosas oficinas de grupos de presión.

"Durante demasiado tiempo, el Congreso ha estado dirigido por el 1 por ciento, en vez de representar el 99 por ciento", dice el movimiento en su sitio web, www.99indc.org.

Los manifestantes pretenden presionar al Congreso para renovar el seguro de desempleo y se centrarán en "el presupuesto y otras importantes medidas fiscales", apunta la página.

"Visitaremos las oficinas del Congreso durante toda esta semana para que el Congreso escuche #the99%", tuiteó hoy el Seiu, que se dirigirá en persona a los senadores Joe Lieberman, Scott Brown y Marco Rubio, entre otros.

Algunos de ellos ya trataron de reunirse esta mañana con el legislador republicano de Texas Jeb Hensarling, cuyo jefe de gabinete les comunicó que no podría reunirse con ellos.

Este nuevo paso del movimiento "Occupy Wall Street" se produce justo después de que el pasado fin de semana la Policía arrestara a 31 personas del campamento "Occupy DC", situado en la plaza McPherson de la capital estadounidense, cuando intentaban erigir un pequeño muro en la calle a dos manzanas de la Casa Blanca.

El movimiento "Occupy Wall Street" comenzó el pasado mes de septiembre en Nueva York, y se extendió a numerosas ciudades del país, que han mantenido campamentos durante más de dos meses para protestar contra el sistema financiero.

En las últimas semanas, la Policía ha procedido a desmantelar los campamentos por cuestiones de "salud pública y seguridad", entre ellos los de Nueva York y Los Ángeles, dos de los más grandes.