La Fundación de Defensa del Consumidor de Sao Paulo impuso hoy una multa de 3,19 millones de reales (unos 1,77 millones de dólares) a la cadena de hamburgueserías McDonald's por incluir juguetes en sus menús infantiles.

El órgano consideró que entregar juguetes en el "happy meal" (menú feliz) induce a formar hábitos alimentarios perjudiciales a la salud, informó la agencia Brasil (oficial).

Una ONG presentó una denuncia el año pasado contra la empresa por la distribución de juguetes con la comida.

A pesar de ello, la compañía estadounidense ha realizado desde entonces 18 campañas publicitarias dirigidas a niños en las que utilizaba el reclamo de juguetes para vender sus menús infantiles, según la nota.

McDonald's, que puede recurrir la multa, argumentó en una nota distribuida a la prensa que cumple la legislación brasileña y que sigue un riguroso código de autorregulación publicitaria.

En 2009 una fiscalía brasileña recomendó a McDonald's y a otras cadenas de comida rápida que dejaran de regalar juguetes con los menús infantiles para evitar que incitaran a una alimentación poco saludable.