Albert Pujols tendrá un enorme contrato, de eso no hay duda. Pero aún se desconoce qué equipo contratará al tres veces Jugador Más Valioso de la Liga Nacional.

¿Será San Luis, el equipo al que el dominicano ha ayudado a conseguir dos títulos de Serie Mundial en las seis últimas temporadas?

¿Los Marlins de Miami que estrenan imagen y cuya recién descubierta riqueza gracias a su nuevo estadio domina el mercado de agentes libres?

¿O serán los Angelinos de Los Angeles, que hasta ahora estaban tras bastidores?

"El no es el único", dijo el martes sobre Pujols el propietario de los Marlins, Jeffrey Loria, quien era asediado por los reporteros cada vez que cruzaba los pasillos.

Los Marlins, la nueva potencia de las Grandes Ligas, fueron el tema de las reuniones de invierno en Dallas, donde los otros equipos se preguntaban qué tan cerca están los de Florida de pactar con Pujols un contrato que podría llegar a 200 millones de dólares o más por diez temporadas.

Los Cardenales dijeron que presentaron una nueva oferta para que Pujols se quede en San Luis. Representantes de otros peloteros indicaron que han escuchado que los Angelinos también han presentado una oferta.

Los equipos que tradicionalmente traen la billetera cargada, como los Yanquis de Nueva York y los Medias Rojas de Boston, eran simples espectadores.

"Ellos tienen un nuevo estadio y están emocionados por eso, lo que es bueno para el béisbol", dijo el ex manager de los Marlins Joe Girardi, ahora dirigente de los Yanquis. "Habían esperado a conseguir el nuevo parque para hacer este tipo de cosas. Nuestro plantel está casi listo. Tenemos a varios jugadores con contratos de largo plazo. Quizás es por eso por lo que no ocurren muchas cosas con nosotros".

Cuando las reuniones invernales sucedieron en el mismo hotel en 2005, Paul Lo Duca, Juan Pierre y Todd Jones siguieron a Josh Beckett, Mike Lowell, a los dominicanos Guillermo Mota y Luis Castillo y el puertorriqueño Carlos Delgado mientras dejaban Florida, una vez que los Marlins reducían su nómina de 56 millones a 21 millones de dólares.

Ahora son un equipo distinto. Luego de alcanzar acuerdos con el taponero Heath Bell (por tres años y 27 millones de dólares) y con el campocorto dominicano José Reyes (seis años y 106 millones), el interés de los Marlins por Pujols es genuino. Lo que se desconoce es si el primera base está dispuesto a mudarse a Miami o si su coqueteo con los Marlins sólo tiene como objetivo arrancar una oferta mayor a los Cardenales.

"Sé que el grupo de dueños está haciendo su mejor esfuerzo para hacer esto posible", dijo el nuevo manager de los Cardenales, Mike Matheny. "Pero también sé que es una decisión complicada para ambas partes. Muchas cosas están sucediendo, mucho en lo que yo ni siquiera estoy involucrado, pero creo que podría decirse que a los Cardenales de San Luis les encantaría contar con Albert, y veremos cómo se resuelve todo".

Con los Angelinos, Pujols podría hacerse cargo de la primera base en lugar de Mark Trumbo, quien se recupera de una fractura por fatiga en su pie derecho y podría ser enviado a tercera.

"(Trumbo) se ha convertido en un primera base muy competente y esperamos que ese nivel de comodidad, atrapando una roleta y las actividades que necesita para jugar en esa posición se reflejen en la tercera base", dijo el manager de los Angelinos, Mike Scioscia.

En el segundo de cuatro días de transacciones, que han estado relativamente lentas, Prince Fielder seguía entre los grandes bateadores disponibles, mientras que C.J. Wilson y Mark Buehrle destacaban entre los lanzadores estelares.

Los Mets enviaron al puertorriqueño Angel Pagán a los Gigantes de San Francisco, de acuerdo con personas informadas de las transacciones que pidieron permanecer en el anonimato por no haberse hecho un anuncio oficial.

Nueva York recibió a cambio a otro jardinero boricua, Andrés Torres, y al lanzador dominicano Ramón Ramírez, dijeron estas personas. Los Mets además contrataron a dos relevistas, el dominicano Frank Francisco y Jon Rauch, ambos agentes libres.

Francisco recibirá un contrato de 12 millones de dólares por dos años y Rauch firmará por una temporada. Si bien los acuerdos no han sido anunciados formalmente, el manager de los Mets, Terry Collins, habló sobre ellos.

Los Medias Blancas de Chicago cedieron al cerrador Sergio Santos a los Azulejos de Toronto a cambio del venezolano Néstor Molina, promesa del montículo.

Por su parte, los Mellizos de Minnesota mandaron al lanzador derecho Kevin Slowey a los Rockies de Colorado, a cambio de un pelotero a designar.

Una veintena de jugadores libres deben decidir si aceptan las ofertas de arbitraje salarial de sus antiguos clubes antes de que concluya el miércoles, último día completo de las reuniones. El dominicano David Ortiz, quien ha dicho que quiere quedarse con los Medias Rojas de Boston, parecía dispuesto a aceptar.

Texas, campeón vigente de la Liga Americana, sostendría reuniones con Wilson, el zurdo que tuvo una foja de 16-7 en la campaña regular pero cuyo récord en octubre fue de 0-3.

"Solamente estamos en comunicación, eso es todo lo que hemos aceptado hacer por ahora", dijo el gerente general de los Rangers, Jon Daniels. "Tan solo aceptamos seguir en contacto, mantenernos informados mutuamente y no perder el diálogo. No estamos deteniéndolo, y él no nos detiene".

El acuerdo de Reyes sería completado el miércoles. Miami tiene ya un torpedero estelar dominicano, Hanley Ramírez, quien podría terminar jugando en la antesala.

"Todos esperan lo que va a pasar conmigo y qué voy a hacer, ¿cierto?", escribió Ramírez en Twitter. "Lo que haré es trabajar duro y prepararme para la próxima temporada, porque eso es lo único que puedo controlar".