"Maldita Niña, ha sido el karma de mi gobierno" expresó el martes el presidente colombiano Juan Manuel Santos al referirse al fenómeno climático que ha causado incesantes lluvias en el país desde que asumió el poder en agosto del 2010.

"Estas lluvias que nos vienen afectando desde hace ya más de 16 meses, porque cuando llegamos al gobierno ya estaba lloviendo, y no ha dejado de llover... las lluvias ha sido (de) una intensidad que no habíamos visto nosotros en nuestra historia. Es el desastre natural más nocivo, que más nos ha afectado en nuestra historia. Y La Niña sigue", dijo Santos al inaugurar un túnel en el central departamento de Cundinamarca.

Los meteorólogos definen el fenómeno de La Niña como la influenica de corrientes frías en el Pacífica que provocan una cantidad exacerbada de lluvias.

La segunda temporada anual de lluvias en Colombia ha dejado 127 muertos, más de 40 por encima de las víctimas fatales reportadas para el mismo lapso del 2010.

Desde el 1 de septiembre, inicio de la segunda temporada de lluvias que termina en diciembre, hasta la víspera han muerto 127 personas, la mayoría en deslizamientos de tierras que han sepultado casas en distintos puntos del país, dijo en diálogo telefónico Carlos Iván Márquez, jefe de la Unidad Nacional para la Gestión de Desastres.

En Colombia también llueve desde fines de marzo a fines de junio.