Los servicios secretos afganos NDS cooperaron con fuerzas rebeldes en un atentado contra un convoy militar alemán el pasado junio en Afganistán, en el que un soldado germano murió y otros cinco resultaron heridos, informa hoy el rotativo "Bild".

Añade que el atentado, en que también fue destruido un vehículo blindado, tuvo lugar en la región afgana de Baghlan.

El diario basa la noticia en un informe secreto sobre el ataque elaborado por el Bundeswehr, el Ejército Federal, que atribuye "su planificación y ejecución al grupo de Qari Naim".

"Varios informes indican que el NDS tiene contactos con los rebeldes", según el documento secreto al que se refiere "Bild", que señala que Qari Naim es el jefe de las fuerzas rebeldes en la región de Baghlan.

Asimismo subraya que meses antes del atentado las fuerzas del Bundeswehr emplazadas en Afganistán tuvieron constancia de que los servicios secretos NDS apoyaban a fuerzas terroristas.

En otro informe secreto del Ejército Federal alemán en poder de "Bild" se subraya que el jefe del NDS en el distrito de Baghlan es sospechoso de apoyar con armas y munición a familiares de la red rebelde de Qari Naim.

"Debido a esas relaciones familiares los rebeldes no son perseguidos o detenidos por el NDS", según el rotativo que cita el informe secreto.

Pese a todo, el Bundeswehr ha negado siempre de manera oficial la posible relación entre los rebeldes y los servicios secretos afganos y asegurado que sus contactos con el NDS están marcados por la "plena confianza".