Los filósofos españoles Carlos Fernández Liria y Luis Alegre Zahonero fueron distinguidos hoy en Venezuela con el Premio Libertador al Pensamiento Crítico 2010 por su obra "El orden del capital".

En una ceremonia celebrada en el principal teatro de Caracas y clausurada por el ministro de Exteriores venezolano, Nicolás Maduro, Fernández agradeció el premio reivindicando a la filosofía como un observatorio privilegiado para denunciar la "barbaridad a la que nos ha conducido finalmente el capitalismo".

"El capitalismo ha atacado a este planeta por tierra, mar y aire", denunció el profesor de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y coautor, junto a Alegre Zahonero, de "Comprender Venezuela, pensar la Democracia".

"En nombre de nuestro pueblo, de nuestras luchas, de nuestra historia, ratificamos el reconocimiento a hombres como ustedes que desde otras tierras, desde Europa, son capaces de resistir en la idea, en la confianza y en la fe de que otro mundo es posible y que lo vamos a construir", señaló Maduro.

Según la estatal Agencia Venezolana de Noticias (AVN), el jurado decidió premiar "El orden del capital" de entre las 68 obras que se presentaron por ser una pieza "innovadora y profunda, rigurosa y con propósito transformadores".

Los filósofos e investigadores de la UCM ya obtuvieron una mención honorífica en la primera edición del Premio Libertador, en 2006, con el libro "Comprender Venezuela y pensar en la democracia: El colapso moral de los intelectuales occidentales".

Con la distinción de este año, tomaron el relevo al pensador argentino Enrique Dussel, quien fue distinguido el año pasado con este mismo premio por su obra "Política de la liberación. Volumen II, Arquitectónica".

La mexicana Ana Esther Ceceña, el cubano Juan Valdés, el argentino Atilio Borón y los venezolanos Humberto Mata y Luis Damiani integraron el jurado este año.

El Gobierno venezolano creó el Premio Libertador al Pensamiento Crítico en 2006 para responder a la necesidad de construir un pensamiento crítico que explique y acompañe las luchas sociales en el mundo, según detalla el portal del ministerio de Cultura.