Un legislador republicano en Oklahoma propuso el lunes una iniciativa de ley que permitiría a los inmigrantes sin autorización a trabajar legalmente en el estado.

El senador Harry Coates de Seminole presentó el Acta del Programa de Trabajadores Invitados de Oklahoma. Coates dijo que la medida evitaría que los inmigrantes se vayan a Texas o a otros estados y los motiva a regresar a Oklahoma y a los puestos de trabajo que frecuentemente están vacantes.

El legislador agregó que desde la aprobación de una draconiana ley contra los inmigrantes en 2007 muchas personas que no tenían autorización para estar en Oklahoma se fueron a otros estados donde están inyectando millones de dólares a esas economías.

Bajo la iniciativa, las personas que estén viviendo en Estados Unidos sin permiso legal se pueden quedar en Oklahoma si compran un permiso de trabajador invitado por 2.000 dólares. Además, tendrían que encontrar a un patrocinador que los contrate y les de un seguro de salud de cobertura básica.