Los países de Centroamérica, Colombia y República Dominicana pidieron hoy a EE.UU. y al resto de naciones consumidoras de drogas "explorar todas las alternativas posibles" para reducir las "enormes ganancias" del narcotráfico y la violencia que genera.

En la clausura la XIII Cumbre del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla celebrada en la ciudad mexicana de Mérida, los Estados miembros aprobaron una declaración conjunta contra el crimen organizado y el narcotráfico.

En el documento de nueve puntos, los países del Mecanismo de Tuxtla expresaron su preocupación por el elevado nivel de ingresos que tienen las organizaciones dedicadas al tráfico de drogas.

Por ello, exhortaron a los países consumidores de drogas a explorar "todas las alternativas posibles para eliminar las enormes ganancias de estos grupos criminales y con ello evitar que el trasiego de sustancias siga provocando altos niveles de crimen y violencia".

A su vez, demandaron "a los Congresos de Estados Unidos y del resto de productores y vendedores de armas que regulen el trasiego de armas de asalto y otros artefactos peligrosos a los grupos criminales".

La declaración expresa la preocupación de los firmantes por la gran pérdida de vidas a manos del crimen organizado en sus países durante las últimas décadas, así como por la diversificación de las actividades delictivas que practican estos grupos.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, quien asistió a la cumbre como invitado especial, expresó durante el desarrollo de las sesiones de trabajo su apoyo a los países que luchan contra el narcotráfico.

"Contra los criminales no puede haber debilidad, complacencia ni duda, porque cuando caemos en eso son ellos los que avanzan. No tenemos ninguna otra alternativa nada más que dar esa lucha con toda nuestra fuerza dentro del marco de la ley", afirmó.

Durante las sesiones de trabajo de la XIII Cumbre del Mecanismo de Tuxtla se abordaron otros temas, como la conectividad terrestre o la interconexión energética.

Además de Piñera y del mandatario anfitrión, Felipe Calderón, asistieron a la cumbre los gobernantes de Guatemala, Álvaro Colom; de Honduras, Porfirio Lobo; Panamá, Ricardo Martinelli; República Dominicana, Leonel Fernández, y Nicaragua, Daniel Ortega.

El Salvador, Belice y Colombia también participaron a nivel de ministros, y Costa Rica con su primer vicepresidente, Alfio Piva.

El Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla, que cumple en 2011 veinte años de vigencia, fue creado en 1991 y se ha consolidado como el principal foro de diálogo político de la región mesoamericana.