La oposición al Código Forestal de Brasil, que se votará mañana en el Senado, reunió hoy en Río de Janeiro a ecologistas, políticos y representantes de la cultura del país para protestar contra lo que consideran un proyecto que causará daños irreparables al medio ambiente y a la región amazónica.

Convocados por el Comité Brasil por los Bosques y el Desarrollo Sostenible, cerca de 200 manifestantes lanzaron hoy el "último grito" contra el proyecto de reforma de la ley forestal, impulsado por el Gobierno de Dilma Rousseff y que cuenta con el rechazo de organizaciones ecologistas.

"Estamos preocupados con el proyecto porque el Código es bastante permisible con aquellos que han cometido irregularidades y supondrá la desprotección de diversas especies animales", dijo Marú Aguas, del Instituto de Desarrollo Sostenible (IDS).

Los opositores al Código Forestal sostienen que su aprobación causará daños irreparables al medio ambiente al reducir de forma considerable las áreas protegidas de la región amazónica y abrir la puerta a la ganadería y agricultura.

Consideran, además, que el texto permitirá que las zonas desforestadas de forma ilegal no sean restauradas.

El Gobierno brasileño, principal defensor del proyecto y que cuenta con el apoyo de los sectores agrícola y ganadero, deberá sortear las decenas de enmiendas presentadas por los senadores al texto, que serán debatidas antes de su votación.

El evento de oposición al Código Forestal celebrado esta noche contó con el apoyo de parte de la farándula del país con la exhibición de un vídeo realizado por el cineasta Fernando Meirelles y en el que aparecen, entre otros, los actores Wagner Moura y Rodrigo Santoro.

En el mensaje dirigido a los senadores, los actores muestran su rechazo al proyecto de ley.