La Fiscalía de Nápoles (Italia) ha enviado hoy su petición a la Cámara de los Diputados para que autorice el arresto del parlamentario Nicola Cosentino, subsecretario de economía en el pasado Gobierno de Silvio Berlusconi, por un delito de concusión con la Camorra, la mafia napolitana.

Según confirmaron medios de comunicación italianos, la petición de detención de Consentino forma parte de una amplia operación policial que comenzó esta mañana y en la que se espera arrestar a cerca 70 personas.

Todas ellas, según las investigaciones, estarían involucradas en la creación de una red entre la Camorra y la administración pública para favorecer que la mafia consiguiese hacerse con varias contratas.

La acusación de la magistratura napolitana a Cosentino, agregan los medios, se basa en la supuesta presión del político a los empleados del banco Unicredit de Roma para que concediesen una importante financiación a personas vinculadas con el clan de los Casalesi, el más poderosos de la Camorra, para que consiguiesen una contrata para construir un centro comercial.

Ahora la Cámara Baja tendrá que autorizar el arresto de Consentino, diputado del Pueblo de la Libertad (PDL), el partido de Berlusconi, como es la praxis en el caso de los parlamentarios.

El pasado 22 de septiembre, la Cámara de los Diputados negó la autorización a los magistrados para utilizar las escuchas que supuestamente acusaban a Cosentino de pertenecer a una logia masónica.

Por este asunto, el entonces subsecretario de Economía y estrecho colaborador de Berlusconi presentó su dimisión el pasado 14 de julio.